Esto reza en el twitter de la Fundación del genio catalán Jordi Pujol. El  “Centro de Estudios” del que, es director su hijo Oriol, se protege como lo hace el iluminado de su fundador. Los iluminados son peligrosísimos cuando se les apaga la bombilla, y es entonces cuando llegan incluso a poner trabas a la justicia. Y esto lo hace alguien que fue Presidente de la Generalitat.

El dinero a cuenta del “independentismo” que estos dos “señores”, sobre todo, parece que se han llevado comienza a ser incontable y lo que es más grave, difícil de fiscalizar porque dichos “señores”,  en lugar de estar avergonzados, pretenden plantar cara. Vamos lo que se viene diciendo un “cara dura” de cojones.

Que un pueblo tan próspero, tan creativo, tan abierto, tan hermoso, tan comercial, tan amable y tan admirable se  tenga que abochornar por un cara dura es injusto. Confiemos al menos que estas lumbreras de los “Pujol” no vuelvan a estar cerca de la cultura, de la política, de la sociedad, del dinero, de las gentes buenas y trabajadoras que moran en Cataluña y que ellos si que se sienten catalanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú