El asesinato de la Presidenta de la Diputación de León provoca reacciones en el Ministerio del Interior sobre el derecho a  la libertad de expresión

Isabel Carrasco no tenía cuenta de twitter. La Diputación de León tampoco. Alabla intentó acercar esta realidad digital a la institución leonesa pero, desde el departamento de prensa trasladó  que, la Presidenta no quería oír hablar de las redes sociales.

Vaya por delante, lo execrables que han sido diversos tuits emitidos en las últimas horas al referido caso y, respetamos el dolor de  la familia por seguir ahondando en un hecho tan vil pero, en su momento y visto que un buen número de Diputaciones  ya contaban con perfiles en redes sociales, consideramos que la institución leonesa estaría valorando la posibilidad. No era así.

El twitter es una ventana abierta a la comunicación. Cierto es que, cuando eres un político o un personaje público recibes en ocasiones, mensajes repugnantes, incomprensibles, enigmáticoso o incluso constitutivos de delito, según la actual legislación, pero cierto es también que, al menos los recibes y que  permiten disponer de una visión más próxima a la realidad.

Por otra parte, el derecho a la libertad de expresión es hoy más derecho que nunca gracias a las redes sociales y que, la censura o las prohibiciones no  son sino, artimañas de gobiernos poco amigos de los sistemas democráticos como podemos comprobar que ocurre en otros países que no son España.

Por último, es obligatorio recordar a la política y a los políticos que, el arma más importante que tiene el ciudadano, para apartarles de sus propósitos, es el voto, las urnas.  Así que, parece conveniente que no se preocupen tanto del twitter ya que el verdadero problema puede que lo tengan en las urnas.

Señores, la intención de voto continúa disminuyendo. No les quieren. Y si no hay amor….todo falta. Para remediarlo, podrían comenzar por olvidarse de la censura y comunicarse más y mejor. Quien sabe…Viva el Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú